Resumen: Dónde estás Constanza, José Luís Rosasco

septiembre 6, 2013

Aventura desventura

Al calor de la chimenea se recostaron apoyados uno con el otro y Constanza hablaba sobre su vida en Valdivia, cuando se dieron cuenta que ya era muy tarde y que estaban cansados.
Alex abrazó a Constanza y ella le dijo “te quiero”, acercando su rostro al de él y rozaron sus labios. Alex sintió una ansiedad agresiva que lo hizo presionar su boca sobre la de Constanza.
– No tan fuerte que me vas a sacer sangre – dijo Constanza
Ella se recostó de espaldas y Alex se posó sobre Constanza
– Vamos arriba – dijo Alex
– Debe estar heladísimo arriba, me congelaré al ponerme el pijama.
– Nadie se congelara – dijo Alex
Subieron llevando el charlón. El lugar era muy bajo y debían encorvarse un buen tanto. Constanza había colocado sobre el suelo unos sacos, unas sábanas blancas y una tapa de lana de vellón. Constanza se sacó las botas y Alex los zapatos, metiéndose rápidamente bajo las frazadas.
– Apaga la vela – dijo Constanza
Comenzaron a besarse y acariciarse. Alex se colocó cuidadosamente sobre Constanza y ella aceptaba sus movimientos y cariños. Cuando vino el desahogo, durmieron plácidamente.
Alex despertó empapado, pues una gotera le había mojado los pantalones hasta las rodillas. Bajó rápidamente al baño y sin importarle que no existiera taza, se bajó los pantalones y se agacho en el hoyo afirmándose de la llave sin lavamanos. Sintió algo en el ojo, y al tocarse constato que tenía un orzuelo, lo que lo hizo casi llorar. No había papel y cuando quiso lavarse la mano, solo salía un agua negra de la llave, lo que lo hizo vomitar.
En esos instantes comenzaba a aclarar y a lo lejos se escuchaban voces.
– Alex – gritó Constanza desde arriba.
Alex se asomó y vio al Sr. Glicker con dos carabineros que se acercaban a la casa.
– Tenemos que arrancarnos Alex
– Nos… nos pillaran – balbuceo el muchacho.
– No, no nos pillaran, saldremos por la derecha a una cueva que solo yo conozco.
– No, pero no te parece que…
– ¡No me parece nada! – dijo Constanza mientras sus ojos se oscurecían como nunca.
– Es que…
– ¡Tonto, tonto! eres un cobarde
– Es imposible, es una locura
– No es eso, es una aventura, algo fantástico – Constanza subió la escalera mientras le decía que iría a ponerse las botas para huir, que la esperara.
Cuando ella bajó vio por un ventanal a su padre que ya se acercaba y por otro a Alex que corría entre la lluvia.

Páginas: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17

3 comentarios

  • HD agosto 24, 2014en3:39 pm

    gracias 🙂

  • mary julio 24, 2018en7:20 pm

    mala tu cuestion >:v no entendi nah pa eso mejor me leo el libro poh >:VVVVVVVVVVVVVVVVV

  • Noemi julio 26, 2018en10:10 pm

    Gracias tenia una 😨 Prueba del libro para mañana en la 😴 mañana y e estado muy 😅 ocupada como para 😡leerlo completo ( 😇 muchas gracias a quien alla subido el resumen 😉) 👍😊

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *